sábado, 11 de febrero de 2012

Informe científico: Pensamiento Femenino y Masculino

Estudios científicos perfectamente documentados, avalan la teoría de que, hombres y mujeres, somos biológica y químicamente diferentes. Afamados científicos afirman que el número de neuronas de cada género es distinto y que es precisamente ese número, la causal de tamaña diferencia. Se ha descubierto, en una renombrada universidad europea, que los hombres poseen sólo una mononeurona, mientras que la mujer posee más de mil millones. Así, cada tarea emprendida por un hombre y una mujer, depende de la cantidad de neuronas que intervengan en la misma. En el hombre, la mononeurona viaja veloz de la cabeza al pene y del pene al estómago, y del estómago al oído y así, sucesivamente, completando una única tarea a la vez. Por eso el hombre, cuando mira televisión no contesta, cuando piensa no se le para, cuando se le para no piensa, cuando está con sus amigos no te extraña y cuando coge no te habla. Y a veces, en alguno de esos viajes continuos y vertiginosos, la solitaria mononeurona masculina se queda irremediablemente atascada en algún lugar. Y así, se explica que haya hombres que vivan sólo para boludear, otros sólo para trabajar, otros que no piensan en otra cosa que no sea el sexo, etc., etc.. Mientras la mononeurona quede allí atascada, desgraciadamente el espécimen masculino quedará así, aletargado en una sola función, sin solución de continuidad. Pero claro, a nosotras eso no nos pasa: aceitadas por múltiples y veloces carreteras, nuestras polineuronas se desplazan diligentemente a la velocidad luz, las 24 horas del día, los 365 días del año. No descansan, no holgazanean, no se estancan: viven, crecen, viajan, se comunican, recolectan información y siguen, siguen, siguen viajando y transmitiendo, sintiendo, experimentando, evaluando y anotando conclusiones. Así, las polineuronas del cerebro bajan a chusmear con las de la vagina; las del corazón suben a discutir con las del cerebro; las del estómago se juntan con las de los ovarios; las de las orejas le transmiten su sabiduría a las del corazón… y así, siguen y siguen, incansables, infatigables, eternas viajeras, atentas observadoras. Nada se les escapa. Todo lo ven. Todo lo saben. Todo lo conectan. Por eso, cuando una mujer trabaja también puede hablar con sus amigas por teléfono; mientras plancha, también puede cocinar un huevo frito; cuando va de compras es capaz de acordarse de su familia; cuando es linda también puede ser inteligente y cuando va a la cama con alguien, también es capaz de amar… Conclusión: quedan entonces caducos los viejos revanchismos entre géneros. No es el hombre un ser insensible: simplemente, si está pensando, no puede sentir. Y viceversa. No es él. Es su naturaleza. Como tampoco es cierto que las mujeres seamos histéricas y todo lo mezclemos: somos polifuncionales. Estamos en todos lados al mismo tiempo y tenemos una visión más global y abarcativa. Tampoco es nuestra culpa. Admitámoslo, hombres y mujeres: somos distintos. Y la culpa no es nuestra. La culpa es… de nuestra condenada biología…

4 comentarios:

Luz Marina dijo...

A mí no me insulten, che... el informe es científico. Es así...

Anónimo dijo...

Yo opino que la biologia si nos afecta en como nos comportamos socialmente, pero no estoy de acuerdo que absolutamente esto se a cierto. Somos seres pensantes lo que nos diferencian de los animales, que se guian por instintos biologicos. Ademas un descubrimiento cientifico no debe interpretarse en forma apresurada, ya que con el tiempo lo que ahora se conoce cambia, solo el tiempo nos dira la verdad, y no tiene sentido discutir por diferencias biologicas, no estamos en este planeta para ello tanto hombre y mujer ambos son complementarios.

Luz Marina dijo...

Es cierto... por eso no hay que tomarse estos informes tan en serio, sino aprovechar para verle el lado cómico y reírnos un rato. De éso se trata la vida, de relajarnos y disfrutar, ya sea de las coincidencias, como de las diferencias... Gracias por dejar tu comentario!!!!

Anónimo dijo...

jjajaja crételo solo tu.

digan lo que digan.. el mundo es de los hombres. Y desde que decidieron ser "independientes" se la pasan muy mal y están llenas de tantos conflictos internos.

Sobre el amor y sexo... nunca confíes en una mujer.. porque desde un inicio ya juega con dos a 5 opciones de novio. y esa costumbre no se le va si se hace de uno. Por lo que es mentira eso de que se enamoran.